viernes, 23 de febrero de 2018

LA JUSTICIA

"Les aseguro que si la justicia de ustedes no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos."
(Mt 5, 20)

La justicia nuestra tiene que ser la justicia de Dios, la justicia del amor.


jueves, 22 de febrero de 2018

¿QUIÉN ES JESÚS?

Y ustedes, les preguntó, ¿quién decís que soy yo?
(Mt 16, 15)

Creo en ti, Señor.
Creo en el Mesías esperado, que tanto amó al mundo, tanto se dio, que arriesgó su propia vida, que entregó su vida.


miércoles, 21 de febrero de 2018

SIGNOS



Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. 
(Lc 11, 29)

Señor, gracias por el signo de tu testimonio profundo que nos diste.

martes, 20 de febrero de 2018

PADRE NUESTRO

Padre nuestro que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
que venga tu Reino,
que se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día.
Perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido.
No nos dejes caer en tentación, sino líbranos del mal.
(Mt 6, 9-13)


lunes, 19 de febrero de 2018

EL PEQUEÑO DE MIS HERMANOS



Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer;
tuve sed y me dieron de beber;
estaba de paso y me alojaron;
desnudo y me vistieron;
enfermo y me visitaron;
preso y me vinieron a ver...
Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo.
(Mt 25, 35-36.40)


domingo, 18 de febrero de 2018

LAS TENTACIONES

El Espíritu llevó a Jesús al desierto, donde estuvo cuarenta día y fue tentado por Satanás.
(Mc 1, 12)

Señor, me siento comprendida por ti, cuando reconozco mis "tentaciones", mis flaquezas, mis debilidades. Te pido que me ayudes a superarlas.



sábado, 17 de febrero de 2018

UN GRAN BANQUETE

Leví ofreció a Jesús un gran banquete en su casa.
(Lc 5, 29)

Leví quiso celebrar su "transformación", quiso celebrar su cambio de ser recaudador de impuestos a ser seguidor de Jesús; quiso compartir con sus amigos la alegría y "sanación" que sintió al cambiar radicalmente el sentido de su vida.

Yo también quiero compartir y celebrar con la gente que me rodea, la alegría y la paz que me da, que siento por seguir a Jesús.